Botox Terapéutico

 

Cuando escuchas Botox, probablemente pienses en las arrugas (o más bien, en la falta de ellas donde deberían estar). El Botox Terapéutico es diferente. Mientras que los efectos positivos del Botox en las arrugas (Botox cosmético) ganaron notoriedad a principios de los años 2000, el Botox Terapéutico se encuentra en su infancia y todavía se están descubriendo nuevos usos. Este procedimiento consiste en el uso de inyecciones de Botox para tratar una amplia gama de dolencias, desde migrañas crónicas hasta sudoración excesiva. Aquí en Progressive Pain & Rehabilitation somos expertos en determinar si un tratamiento terapéutico con Botox es adecuado para ti.

¿Qué es el botox?

Las inyecciones de Botox utilizan la toxina onobotulinumtoxinA para aliviar temporalmente un músculo. Si bien ahora hay otros medicamentos que se derivan de la toxina botulínica, el Botox fue el primero y el más utilizado. Aunque sus efectos son de corta duración, Botox se destaca como una de las toxinas naturales más potentes. Utilizado originalmente a principios de la década de 1980 para tratar el estrabismo, sus usos han evolucionado a medida que nuestra comprensión de la toxina, los efectos positivos de las inyecciones de Botox y los riesgos de seguridad involucrados han aumentado. Hoy en día, el Botox se emplea para tratar una amplia gama de dolencias, ya no es solo un tratamiento para las arrugas.

¿Por qué usar Botox?

Para usos cosméticos, la respuesta es simple: Botox hace desaparecer las arrugas. El Botox terapéutico requiere de una explicación un poco más compleja. En resumen, bloquea temporalmente ciertas señales químicas de los nervios que hacen que los músculos se contraigan. Esto puede reducir el dolor, aliviar la tensión y eliminar los espasmos cuando se administra correctamente.

Lo que tratamos:

  • Migrañas crónicas: las migrañas a menudo están relacionadas con factores ambientales como el estrés o el shock. También pueden relacionarse con sobreesfuerzo físico, mala postura y falta de sueño. Al tratar las migrañas con Botox, lo primero que hacemos es asegurarnos de que la persona sea un buen candidato para el tratamiento. Es solo una guía, pero, por lo general, debes tener un historial de migrañas y experimentarlas durante 15 días al mes. El tratamiento consiste en varias inyecciones alrededor del área de la cabeza y el cuello para mitigar o eliminar el dolor. Botox funciona tratar esta condición porque bloquea o atenúa la transmisión del dolor de tu cerebro a tu cuerpo. Si padeces migrañas crónicas, contáctanos hoy para una consulta sobre si Botox puede ser adecuado para ti.
  • Tortícolis espasmódica: la tortícolis espasmódica, a veces llamada distonía cervical, es la contracción involuntaria y a menudo dolorosa de los músculos del cuello la cual produce que la cabeza se tuerza hacia un lado u otro. Si bien en la mayoría de las personas se desconoce la causa de la tortícolis espasmódica, puede estar relacionada con lesiones en el cuello, la cabeza y los hombros. Al igual que con las arrugas, Botox se usa para relajar los músculos que se contraen y proporciona alivio a quienes sufren de esta condición.

Riesgos

No permitas que el hecho de que el Botox sea una toxina te impida buscar tratamiento. Aquí en Progressive Pain & Rehabilitation tenemos experiencia en determinar si es adecuado para ti y en desarrollar el plan de tratamiento correcto. Botox es relativamente seguro cuando lo administra un médico con licencia. Contáctanos hoy para averiguar si el tratamiento con Botox te conviene.