Estimulación De La Médula Espinal

Estimulación de la médula espinal

Recientemente, la estimulación de la médula espinal se ha vuelto cada vez más popular y buscada como un medio de tratamiento para el dolor y las enfermedades relacionadas con la espalda. También llamada neuroestimulación, la estimulación de la médula espinal es un procedimiento que utiliza pulsos eléctricos para interceptar e interrumpir las señales de dolor enviadas desde los nervios de la columna al cerebro. Esto se logra a través de un pequeño dispositivo electrónico que se implanta en el cuerpo, cerca de la columna vertebral. Este elemento emite periódicamente las señales electrónicas en el área afectada y tiene muchas similitudes con un marcapasos cardíaco moderno, lo que a su vez llevó a algunos a llamar al dispositivo un marcapasos para el dolor.

Los candidatos calificados para este tratamiento primero pasan por un período de prueba con un conjunto de equipos similar pero diferente. Esto ayuda al médico a comprender mejor el dolor del paciente antes de implantar el dispositivo.

¿Qué sucede durante la prueba de funcionamiento?

Antes de que comience el procedimiento real, los candidatos calificados con éxito pasarán por un período de prueba. Durante este proceso, en lugar de tener el dispositivo electrónico implantado en el cuerpo del paciente, se insertarán en el cuerpo cables que están conectados a una máquina externa. El proceso en sí es similar a la terapia habitual y dura de cinco a siete días, mientras se toman notas del nivel de dolor e incomodidad del paciente durante todo el desarrollo. Esta técnica comienza a través de los siguientes pasos:

  • Paso 1: la anestesia se aplica en el área objetivo. También se puede colocar un sedante.
  • Paso 2: utilizando una aguja especial que sujeta el cableado, el médico usará una guía de rayos X para insertar la aguja en los espacios que rodean la columna, lo cual se conoce como espacio epidural.
  • Paso 3: a través de la comunicación entre el médico y el paciente, el especialista se asegurará de que los cables se coloquen en la posición correcta en función de la respuesta al dolor que siente el paciente.

Después de configurar el ensayo, el paciente tendrá el cableado pegado a su cuerpo y conectado a un pequeño dispositivo electrónico externo, por lo general unido a un cinturón. Este cinturón se colocará sobre el paciente junto con un controlador para que el individuo ajuste los pulsos electrónicos por su cuenta (que generalmente se programan en función de la retroalimentación anterior entre los dos). El paciente será monitoreado por un corto tiempo y se le pedirá que descanse antes de que se le permita volver a casa. Durante el período de prueba, se espera que el paciente tome nota de la estimulación antes de regresar al médico.

¿Qué sucede durante el procedimiento?

Aunque es similar al procedimiento involucrado en el proceso de prueba, existen algunas diferencias clave entre la ejecución de prueba y la neuroestimulación real. Una de las diferencias más importantes radica en la implantación del generador real. Sin embargo, una idea básica de los pasos involucrados durante esta etapa es la siguiente:

  • Paso 1: la anestesia se aplica al área objetivo. También pudiese colocarse un sedante.
  • Paso 2: utilizando una aguja especial que sujeta el cableado, el médico usará una guía de rayos X para insertar esta aguja en los espacios que rodean la columna, conocidos como espacios epidurales.
  • Paso 3: se implantan cables permanentes; aunque dependiendo del procedimiento durante el período de prueba, este paso podría haberse completado. También es posible que una parte de la lámina, un hueso pequeño que cubre la parte posterior de la columna vertebral, pueda extraerse para dejar espacio para los cables permanentes.
  • Paso 4: a través de la comunicación entre el médico y el paciente, el especialista se asegurará de que los cables se coloquen en la posición correcta en función de la respuesta al dolor que siente el paciente.
  • Paso 5: se hace una incisión para insertar el generador, el cual puede tener varios tamaños aunque generalmente no es más grande que un cronómetro. Se puede colocar en la parte superior del pecho, las nalgas o el abdomen.
  • Paso 6: el generador se implanta en el cuerpo. Como la comodidad es un detalle importante, se dará prioridad a la preferencia del paciente, ya que se deben tener en cuenta aspectos como los hábitos de sueño y las posiciones.
  • Paso 7: las conexiones se tunelizan desde los cables hasta el generador y se conectan, lo que permite encender el generador.
  • Paso 8: la incisión se cierra y comienza el proceso de recuperación.

Después de la cirugía, la recuperación puede demorar entre dos y tres semanas antes de que los pacientes puedan reanudar sus actividades diarias normales. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que a veces se informa que la recuperación completa demora de seis a ocho semanas y que la actividad física debe limitarse durante unos tres meses para evitar que los cables permanentes se muevan.

¿Para quién se recomienda la estimulación de la médula espinal?

Los candidatos exitosos para la estimulación de la médula espinal se identificarán a través de nuestra propia evaluación en la clínica. Esto incluirá la recopilación del historial médico y la condición del paciente, seguido de una evaluación exhaustiva por parte de nuestros especialistas certificados.

Como el tratamiento se usa para ayudar a las personas con dolor de espalda, beneficiará enormemente a quienes sufren de dolor de espalda crónico. A continuación se muestra una lista de algunas de las dolencias que pueden mejorar con ayuda de la estimulación de la médula espinal. Cualquier persona que sufra alguno de los siguientes síntomas debe comunicarse con nosotros de inmediato para programar una evaluación.

  • Síndrome de espalda fallida: un término utilizado para describir el dolor crónico después de una o más cirugías fallidas para aliviar el dolor de espalda, cuello, piernas, glúteos o brazos.
  • Aracnoiditis: es la inflamación o cicatrización de la capa protectora que se encuentra en los nervios espinales, también conocida como meninges.
  • Dolor de cuello crónico: es el dolor dentro de la columna cervical o el área del cuello que ha durado tres o más meses y puede asociarse con dolor en los brazos.
  • Dolor de espalda crónico: es el dolor dentro del área torácica o lumbar (espalda) que ha durado tres o más meses y puede asociarse con dolor en las nalgas o las piernas.

Ventajas de la estimulación de la médula espinal

Obtener un tratamiento efectivo para el dolor crónico de espalda y / o cuello puede ser un desafío debido a la multitud de nervios dentro de la columna vertebral. Es por eso que muchos recurren a la estimulación de la médula espinal.

Otra razón es que la investigación realizada con el procedimiento apoya la estimulación de la médula espinal como una opción de tratamiento viable para el dolor crónico; especialmente para aquellos que no tenían otras opciones disponibles. A continuación se detallan otras razones por las cuales la estimulación de la médula espinal es un excelente medio de tratamiento:

  • La estimulación de la médula espinal es reversible, a diferencia de la mayoría de las operaciones quirúrgicas. Si una persona decide en cualquier momento interrumpir la terapia, es posible que le retiren el cableado, el generador y los contactos eléctricos sin dañar su columna vertebral.
  • El procedimiento permite a los pacientes reducir el uso de opioides para controlar su dolor crónico de espalda y / o cuello.
  • La terapia en sí apunta al dolor directamente en la fuente, a diferencia de la medicación oral que no tiene un área focalizada para la concentración.
  • El alivio del dolor es ajustable ya que el controlador de mano permitirá a los pacientes determinar por sí mismos qué nivel de alivio necesitan en un momento dado.
  • En comparación con otras alternativas, la estimulación de la médula espinal es muy rentable, incluso en comparación con algunas soluciones no quirúrgicas disponibles.

Riesgos, efectos secundarios y desventajas de la estimulación de la médula espinal

Si bien los efectos secundarios asociados con la estimulación de la médula espinal son limitados, no son infrecuentes. Especialmente porque implica un procedimiento quirúrgico. Después de la intervención, se pueden considerar los opioides para hacer frente al dolor postoperatorio durante dos y cuatro semanas.

Sin embargo, debido a su naturaleza adictiva y sus posibles efectos secundarios, es mejor usarlos por un período más corto si es posible. En el caso de la hinchazón, ayuda si el tipo de hinchazón se puede describir al médico a través de un familiar o amigo de manera que se pueda ayudar mejor al paciente.

Además de los efectos secundarios posteriores a la cirugía, hay algunos casos de complicaciones que ocurren con respecto al dispositivo en sí. Estas complicaciones surgen típicamente con el cambio, la rotura o la conexión fallida de los cables dentro del cuerpo después de la operación.

Si bien era común en el pasado, los avances de la tecnología en los últimos años han visto una disminución en estas complicaciones. En algunos casos raros, ha habido informes de hemorragias en el espacio epidural, daño neurológico a la raíz nerviosa o la columna vertebral e infecciones.

En Progressive Pain and Rehabilitation, brindamos los mejores y más recientes servicios de Medicina Regenerativa destinados a garantizar que vuelvas a sentirte mejor. Contáctanos hoy para programar tu evaluación para cualquiera de nuestros servicios de control del dolor de calidad.